Buñuelos

Cómo hacer buñuelos

Buñuelos de viento con crema

Si los buñuelos de viento están deliciosos, si éstos están rellenos lo son mucho más. Si nunca los has probado, no te preocupes porque vamos a compartir contigo la receta para que puedas hacerlos en cualquier momento y te des un capricho y sorprendas a los tuyos.

Para elaborarlos necesitarás los siguientes ingredientes:

Buñuelos de viento con crema

Para los buñuelos

  • 400 gramos de harina.
  • 500 mililitros de leche.
  • 200 gramos de mantequilla sin sal.
  • 6 huevos.
  • Azúcar para espolvorear.
  • Un poco de sal.
  • Aceite de oliva virgen extra suave (0,4º)
  • Canela en polvo (opcional)

Para la crema pastelera

  • 500 mililitros de leche entera.
  • 350 gramos de azúcar.
  • 6 yemas de huevo
  • 100 gramos de fécula de maíz.
  • Una vaina de vainilla.

Modo de elaboración

Comenzaremos preparando la crema pastelera poniendo la leche a calentar junto a la vaina de vainilla y al azúcar. Mientras calienta iremos removiendo bien para que el azúcar se disuelva, algo que no costará trabajo gracias al calor.

Después echaremos las yemas de nuevo y continuaremos removiendo hasta que todo esté ligado.

Finalmente incorporaremos la fécula de maíz (Maizena) y removeremos hasta conseguir la textura de la crema pastelera. Retiraremos del fuego y reservaremos tapada con papel film transparente para que no haga costra.

Por otro lado herviremos la leche junto a la mantequilla cortada en trozos pequeños y echaremos un poquito de sal. En el momento en el que la mantequilla esté deshecha añadiremos la harina de golpe, retiraremos del fuego y removeremos sin parar con una cuchara de madera hasta conseguir que la masa se separe de la cazuela.

Después añadiremos los huevos uno por uno, pero no añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente incorporado. Dependiendo de cómo nos quede, puede que no necesitemos echar todos los huevos.

Ahora toca el momento de freír. En una sartén echaremos abundante aceite y freiremos los buñuelos hasta que estén dorados y la pasta se haya abierto. Los reservaremos en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y espolvorearemos azúcar por encima.

Cuando los hagamos todos dejaremos que enfríen y con una manga pastelera con boquilla fina, y rellena de la crema pastelera, rellenaremos los buñuelos tanto como queramos y ya estarán listos para comer.

Consejos

Un consejo para conseguir que los buñuelos salgan perfectos es regular la temperatura del aceite. Ésta debe ser lo suficientemente alta como para que se frían bien, pero no debe ser muy alta porque de lo contrario se endurecerá por fuera y no dejará que la masa interior crezca. Para ello siempre es mejor hacer una prueba con un poco de masa y ajustar la temperatura.