Buñuelos

Cómo hacer buñuelos

Buñuelos de plátano

Dentro de la gran variedad de buñuelos que podemos hacer, en esta entrada queremos destacar unos que están realmente deliciosos, los buñuelos de plátano, de los cuales, seguro que si pruebas uno, no te resistirás a comerte otro.

Si quieres prepararlos y disfrutar de ese fantástico sabor, necesitarás los siguientes ingredientes:

Buñuelos de plátano
  • 4 plátanos.
  • 350 gramos de harina de repostería (tamizada)
  • 300 mililitros de leche.
  • 100 gramos de azúcar blanquilla.
  • 40 gramos de aceite de oliva virgen extra suave.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 1 sobre de azúcar avainillado.
  • 2 huevos.
  • Aceite de girasol para freír.
  • Azúcar blanquilla y canela (para espolvorear al final)
  • Un poco de sal.

Modo de elaboración

En un bol grande mezclaremos todos los ingredientes para hacer la masa de los buñuelos hasta que quede una masa ligeramente espesa pero con una textura cremosa.

Pelamos los plátanos y los cortaremos en rodajas de unos dos centímetros de ancho aproximadamente. Y los rebozaremos en la masa haciendo que queden completamente cubiertos.

Calentaremos una sartén con abundante aceite de girasol y lo ponemos a fuego medio, no demasiado caliente, porque nos interesa que los buñuelos se hagan por todos lados y no solo por fuera. En caso de que el aceite esté muy caliente solamente se harán por fuera y se endurecerán, impidiendo que la masas crezca y no quedarán como deberían.

Poco a poco iremos friendo los buñuelos de plátano y cuando adquieran un color dorado los retiraremos y pondremos en un plato sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

El último paso es echar azúcar y canela en polvo en un bol o un plato y pasar los buñuelos aún calientes y reservar para que enfríen y poder comerlos.

No hay mejor final para un plato de brócoli como los que nos presentan todobrocoli.com, que un postre de buñuelos dulces.

Consejos

Mejor que una sartén, para hacer los buñuelos es un wok o una freidora dado que deben flotar en aceite. La mejor forma es hacerlos en freidora porque interesa que la temperatura sea constante, algo que se consigue con su termostato.

No hay que echar demasiados buñuelos a la vez, porque nos interesa que el aceite tenga siempre la temperatura adecuada y echar demasiados hará que la temperatura baje y no se hagan correctamente.

Lo que no debemos hacer es grandes buñuelos antes de freír dado que la masa aumenta mucho cuando se están friendo. Es importante recordar que el tamaño de los buñuelos debe ser como el de una cuchara, es decir, como un bocado.