Buñuelos

Cómo hacer buñuelos

Buñuelos de chocolate

Para los amantes de los postres más dulces, el recetario español cuenta con un gran número de propuestas diferentes, como la que os vamos a mostrar a continuación, una deliciosa receta de buñuelos de chocolate, con los que hacer las delicias de los más golosos.

Si quieres darte un capricho, no te pierdas esta receta porque seguro que no podrás probar solamente uno.

Buñuelos de chocolate

Para hacer esta receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina (tamizada)
  • 350 gramos de chocolate (si es de tableta mucho mejor).
  • 125 gramos de azúcar blanquilla.
  • 30 gramos de levadura química.
  • 40 gramos de mantequilla sin sal.
  • 5 huevos.
  • Aceite de oliva virgen extra suave (0,4º)
  • 225 mililitros de nata líquida.
  • Sal.

Modo de elaboración

Tamizaremos la harina en un bol mediante un colador o un tamiz que permita hacerlo más rápido. De esta forma evitaremos la formación de grumos.

Después derretiremos el chocolate y para ello lo haremos al baño maría y cuando se derrita iremos incorporando la nata líquida removiendo poco a poco para que se mezclen bien ambos ingredientes. Cuando esté hecho lo dejaremos reposar en la nevera para que así pueda adquirir una textura espesa.

Por otro lado comenzaremos a hacer los buñuelos. En el bol de la harina tamizada echaremos la levadura y en otro bol mezclaremos los huevos, la mantequilla, el azúcar y un poco de sal.

Batiremos con las varillas de la batidora a velocidad baja/media, hasta conseguir que el azúcar se haya disuelto y creemos una mezcla homogénea.

Incorporaremos la mezcla a la harina y la levadura y ayudándonos de las varillas de la batidora lo integraremos a velocidad media y después meteremos la masa a la nevera para que adquiera cierta consistencia.

Una hora después sacaremos las dos masas y con la de chocolate haremos pequeñas bolas y las envolveremos en la masa de los buñuelos, procurando cubrirlas al máximo.

Ahora ya solo queda calentar una sartén con bastante aceite y freírlos hasta que estén dorados. Los reservaremos en un plato con papel de cocina absorbente y los dejaremos reposar para que se elimine el exceso de aceite y aún en caliente espolvorearemos por encima azúcar glas para decorar y serviremos.

Consejos

Con cada tanda de buñuelos debemos cambiar el papel absorbente porque llegará un momento que no podrá con más y no cumplirá con su misión.

Para finalizar, no debemos echar el azúcar glas hasta el momento en el que vayamos a servir los buñuelos porque si la echamos y los reservamos, el propio buñuelo lo absorberá.

Los buñuelos de chocolate son perfectos para acompañar a una refrescante mus de limón casera.