Buñuelos

Cómo hacer buñuelos

Buñuelos de bacalao

Al igual que podemos hacer buñuelos de viento, rellenos de crema pastelera y toda una retahíla de propuestas dulces, esta clase de elaboración también puede prepararse con productos como los mejillones al vapor o el bacalao, con lo que se hacen unos buñuelos deliciosos a los que poda gente puede resistirse.

Si te gustan y no sabes cómo hacerlos, queremos compartir contigo su receta, para que puedas hacerlos siempre que quieras.

Buñuelos de bacalao

Por tanto, necesitarás estos ingredientes:

  • 700 gramos de bacalao.
  • 350 gramos de harina.
  • 2 yemas de huevo.
  • 4 claras de huevo.
  • 40 centilitros de cerveza.
  • Perejil fresco recién picado.
  • 3 ajos.
  • Colorante alimentario.

Modo de elaboración

Comenzaremos tamizando la harina con un colador sobre un bol grande y cuando esté toda tamizada añadiremos las yemas, dos cucharadas de aceite de oliva, un poco de sal y la cerveza. Con unas varillas lo batiremos bien hasta que se haga una masa y después lo dejaremos reposar durante una hora y media aproximadamente.

Por otro lado escaldaremos el bacalao en poco agua, lo escurriremos y dejaremos que se enfríe, (en este caso el bacalao debe estar desalado desde el día anterior, cambiándole 3 veces el agua para que reduzca su índice de sal).

En un bol desmigaremos el bacalao, añadiremos los ajos muy picados, un toque de colorante, dos cucharadas de aceite de oliva y un par de cucharadas soperas de perejil fresco recién picado.

Mezclamos bien integrando todos los ingredientes y después los añadiremos a la masa que teníamos reservada. Lo mezclaremos y dejaremos reposar 20 minutos.

Montaremos las claras a punto de nieve y las incorporaremos a esta mezcla, haciéndolo poco a poco.

Calentaremos una sartén con abundante aceite para freír y con una cuchara cogeremos la masa y la echaremos en la sartén y sacaremos los buñuelos cuando estén dorados a una bandeja con papel absorbente para que retenga el máximo exceso de aceite de la fritura y ya podremos servirlos, dado que se consumen en caliente.

Consejos

Para que el aceite no baje de temperatura y los buñuelos no absorban demasiado aceite, es importante no echar demasiadas bolas de pasta, con lo que mantendremos los buñuelos y el aceite a una temperatura constante.

Es importante tener en cuenta que los tiempos de pausa y reposo deben ser respetados, de lo contrario el resultado final no será el esperado ni se parecerán a los que podemos ver en la fotografía que ilustra esta receta.

Otras recetas de buñuelos dulces, aquí.